La protección de la parrilla está hecha para brindar seguridad y estética al vehículo. Está hecho de acero tubular que brinda protección adicional a la parte delantera de su vehículo.

Cuando entré por primera vez en la industria del mantenimiento de vehículos, mis pensamientos eran muy vagos sobre lo que es bueno para los vehículos y lo que no. El ser más común de la mente; la mejor manera de lograr un gran servicio es hacerlo usted mismo. En 2009, tuve la oportunidad de trabajar en una instalación de lavado de autos local en la ciudad.

El edificio, que está valorado en casi 10 millones de dólares, tiene equipos operativos en todo el edificio. Pero todo esto, a medida que pasa el tiempo, demuestra que no importa la máquina, el trabajo físico real también debe hacerse cumplir para que el servicio sea confiable y satisfactorio.

Los beneficios de instalar una rejilla protectora

La protección de la parrilla es un accesorio automotriz que se ve comúnmente en camiones y SUV. Hace que el vehículo se vea mejor y brinda protección al mismo tiempo. Esta es la ventaja que obtiene al colocar este exterior en su vehículo.

– Montarlo en el exterior puede hacer que su vehículo se vea más resistente
-Dale un impulso elegante a la parte delantera del vehículo, haciéndolo destacar del resto.
-Protege la parrilla y los faros delanteros de los daños causados ​​por cepillos, rocas y otros materiales de la carretera mientras conduce
-Protege la parte delantera del vehículo en caso de colisión a baja velocidad
-Puede usarse como barra de empuje para ayudar a otros conductores a mover su vehículo, en caso de una emergencia
-Fácil de instalar y generalmente se adhiere a orificios preexistentes en el marco del vehículo
-Protege el radiador

Para los propietarios de vehículos ocupados, los lavados automáticos de automóviles presentan una alternativa rápida y conveniente a los lavados manuales de automóviles. Sin embargo, al comparar dos opciones una al lado de la otra, surgen varias decisiones finales. Decidir qué método es el más adecuado para usted requiere una cuidadosa consideración de ambos.

El lavado automático brilla por su rapidez y comodidad. Aunque los lavados de autos a mano básicos requieren agua corriente, un balde, jabón y guantes para lavar y secar, los lavados de autos solo necesitan entrar en su auto y visitar un lavado de autos local. Además, es muy fácil rayar y dañar el acabado de tu vehículo cuando te lavas las manos de forma inadecuada. Por otro lado, los lavados de autos sin contacto tienen muy pocas posibilidades de dañar su vehículo si se usan correctamente.

Sin embargo, para aquellos con horarios ocupados, la mayor ventaja de los lavados automáticos es el hecho de que la mayoría toma solo de 5 a 10 minutos en completarse. De hecho, lavarse las manos, incluso si tiene prisa, le llevará entre 20 minutos y una hora o más. Beneficios del lavado de manos frente al lavado automático.

En el caso de vehículos caros o antiguos, puede valer la pena lavarse las manos. Si el tiempo no es un factor, el lavado de manos tiende a ser mejor en todos los aspectos en comparación con el lavado automático. Pero en el mundo real, donde los horarios ocupados y los viajes diarios al trabajo son algo común, una combinación de los dos métodos es probablemente el mejor enfoque.

El lavado de manos junto con los pasos adicionales adecuados, como pulido y encerado, debe realizarse siempre que el tiempo lo permita, para obtener mejores resultados. El lavado automático y la descomposición rápida deben realizarse después de días muy polvorientos o cuando el clima es muy malo, para ayudar a disminuir la acumulación de suciedad y mugre. Al combinar las dos opciones siempre que el tiempo lo permita, esencialmente puede tener lo mejor de ambos mundos y, como resultado, un automóvil más limpio y mejor.

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *